Mensaje del Día Mundial del Teatro 2022

Queridos amigos

Mientras el mundo vive pendiente, cada minuto y cada hora, de un constante goteo de noticias, me gustaría lanzar una invitación para que nosotros, como creadores, nos adentremos en nuestro ámbito y nuestra esfera y en la perspectiva de un tiempo que se vislumbra épico, con cambios y conciencia épica, con una reflexión y una visión épicas. Vivimos un período épico en la historia de la humanidad, y las consecuencias y profundos cambios que estamos experimentando en las relaciones entre los seres humanos y con otras esferas no humanas están al límite de nuestra capacidad de comprender, de articular, hablar o de expresarnos.

No estamos viviendo en un tiempo de noticias durante las 24 horas, sino que estamos viviendo en el filo del tiempo. Los periódicos y los medios de comunicación se encuentran completamente desbordados e incapaces de hacer frente a lo que estamos viviendo.

¿Dónde está el lenguaje, cuáles son los movimientos y cuáles las imágenes que podrían permitirnos comprender los profundos cambios y rupturas que estamos experimentando? ¿Y cómo podemos transmitir el contenido de nuestras vidas actualmente no como un reportaje sino como una experiencia?
El teatro es el arte de la experiencia.

En un mundo abrumado por las campañas de prensa masivas, experiencias simuladas, pronósticos terribles, ¿cómo salir de la interminable repetición de números para experimentar la santidad e infinidad de una sola vida, un sólo ecosistema, una amistad, o la calidad que nos aporta la luz de un cielo inusualmente extraño? Dos años de pandemia han mermado los sentidos de la gente, estrechado sus vidas, roto conexiones y nos han
colocado en una zona cero de la morada humana.

¿Qué semillas debemos plantar una y otra vez en estos años, y cuáles son las especies
invasoras y de crecimiento descontrolado que deben ser totalmente erradicadas? Mucha
gente se encuentra al límite. Tanta violencia está floreciendo, irracional o inesperadamente.
Tantos sistemas establecidos se han revelado como estructuras de continua crueldad.
¿Dónde están nuestras ceremonias de recuerdo? ¿Qué necesitamos recordar? ¿Cuáles
son los rituales que nos permiten finalmente re-imaginar y comenzar a ensayar pasos que
nunca antes habíamos dado?

El teatro de la visión épica, el propósito, la recuperación, la reparación y el cuidado necesita
nuevos rituales. No necesitamos que nos entretengan. Necesitamos reunirnos y compartir
el espacio, y necesitamos cultivar ese espacio compartido. Necesitamos espacios
protegidos de escucha profunda e igualdad.

El teatro es la creación en la tierra de un espacio de igualdad entre humanos, dioses, plantas,
animales, gotas de lluvia, lágrimas y regeneración. Ese espacio de igualdad y de escucha
profunda está iluminado por una belleza oculta, que se mantiene viva en una profunda
interacción entre peligro, ecuanimidad, sabiduría, acción y paciencia.

En El Sutra del Ornamento Floral, Buda enumera diez tipos de gran paciencia en la vida
humana. Uno de los más poderosos se llama Paciencia para Percibir Todo como Espejismos.
El teatro siempre ha presentado la vida de este mundo como si de un espejismo
se tratase, permitiéndonos ver a través de la ilusión y desilusión humana, la ceguera y la
negación, con claridad y fuerza liberadoras.

Estamos tan seguros de lo que miramos y de la forma en que lo miramos que somos incapaces
de ver y sentir realidades alternativas, nuevas posibilidades, diferentes enfoques,
relaciones invisibles y conexiones atemporales.

Este es un tiempo para un profundo replanteamiento de nuestras mentes, de nuestros
sentidos, de nuestra imaginación, de nuestras historias y de nuestro futuro. Este trabajo
no puede ser realizado por personas aisladas trabajando solas. Este es un trabajo que
necesitamos hacer juntos. El teatro es la invitación a hacer este trabajo juntos.
Muchas gracias de corazón por vuestro trabajo.

Peter Sellars

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.